viernes, 20 de julio de 2012

DAME TU MANO


Tan solo quiero ser para ti la razón de tu vivir, fundirme en un cálido abrazo y en un beso y compartir todo lo que hemos soñado. Ser el viento para poder llegar a ti, ser el sol para llenarte de amor, ser tus pensamientos y despertar a tu lado mirando los ojos del ser amado. Porque tú me haces falta para ser feliz, porque tú estás en mis sueños, en mi despertar, en mis ilusiones. Hagamos de este amor el más hermoso de los sueños.
Anudemos nuestras almas, sin distancia ni tiempo, anidando en mi piel como fiel paloma, donde las almas se juntan y donde siempre te seguiré amando. 
Dame tu mano... ¡apriétala! y no la sueltes jamás. Dame tu mano, amor, no dejes que me aleje.
¡Dame tu mano! y que Dios nos guíe juntos hasta el fin, para no separarnos jamás.
¡Ven conmigo! que la magia de mis sueños más profundos te envuelva, susurrándote al oído un poema y mil te amo; seré la voz, el eco, el espejo y el rostro.
¡Dame tu mano! y serás la luz que ilumine mi vida. Dame tu mano y nacerá una fuerza extraña que llenará de ternura el corazón.
Dame tú mano, ámame hasta el fin; ¡solo hazlo! para saber que no es un sueño, para sentir que es real ¡Únete! a mis latidos y, en un suspiro, ámame sin límite, sin medida, olvidemos el mundo, solo caminemos a donde nos lleve nuestro amor. Acompáñame a recorrer el mundo entero y hazme sentir  el amor verdadero, el amor de dos locos soñadores que solo quieren dejarse llevar por el amor.
Mi Esposa, mi Amiga y mi Amante, siempre tuyo, siempre mía, siempre nuestro. Te amo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada